Cuestionario Rótula: José María Jurado


José María Jurado (Sevilla, 1974) es autor de los libros de poemas La memoria frágil (Diputación de Cáceres, 2009), Plaza de Toros (La Isla de Siltolá, 2010, obra ilustrada por el artista gráfico Pablo Pámpano), Tablero de sueños (La Isla de Siltolá, 2011), Una copa de Haendel (La Isla de Siltolá, 2013) y Gusanos de seda (Badajoz, 2016). Ha sido finalista de los premios de poesía Loewe (2008) y Adonáis (2007). En 2011 publicó una colección de relatos, artículos y reflexiones bajo el título Cúpulas y capiteles (La Isla de Siltolá). Acaba de ver la luz Herbario de sombras, publicado por Los Papeles del Sitio.


1. ¿Para qué poetas en tiempos de penuria?

No solo de pan vive el hombre…


2. Platón expulsó al poeta de su república ideal. ¿En qué ciudad se siente el poeta como en su casa? ¿Cuál es la tierra natal de la poesía?

La patria del poeta es siempre la palabra, “el lenguaje es la casa de ser” como dijo aquel filósofo existencialista que intentó repasar a Platón y que, a diferencia de este, está empezando a dejar de estar de moda. Aunque en esto acertó.


3. En la clásica tensión entre metro estricto y verso libre, ¿hay posibilidad de armisticio? ¿Cuál es su apuesta?

Ya explicó Eliot que ningún verso es libre, así que la batalla está ganada de antemano por la forma que es el contenido, como en la rosa pitagórica, la forma es el concepto.


4. ¿Qué poetas le abrieron los ojos? ¿Con cuáles en mente desearía cerrarlos para siempre?

Bécquer, Lope de Vega, Lorca, Juan Ramón, Antonio y Manuel Machado.

Con Francisco de Asís y Jesús de Nazareth.


5. Hay quien afirma que los poetas piensan con la imaginación y la memoria, y otros que lo hacen con la mirada, con el cuerpo. ¿Y usted?

Creo, con Baudelaire que las dos potencias principales del poeta son la sensibilidad y la imaginación, que además pienso que son lo mismo. Me gustaría pensar que pienso con el alma o, al menos, con el espíritu.


6. El poeta ¿nace o le hacen (sus vivencias, sus lecturas, sus afanes)?

El poeta nace y está luego obligado a renacer en cada ventura de la vida.


7. Dígame, por favor, el nombre de cuatro poetas vivos y otros cuatro fallecidos con los cuales se daría por satisfecho releyéndolos hasta el final de sus días.

Le diré solo el nombre de los vivos: Virgilio, Homero, Rilke, Eliot.


8. ¿La poesía es sólo "palabra en el tiempo", como creía Machado? ¿No hay lugar en ella para la eternidad?

¿Quién dice que no hay eternidad en el tiempo y la palabra? Al principio fue el logos y lo será igualmente en el fin.


9. Si la poesía pudiera darnos "el nombre exacto de las cosas", ¿la soportaríamos?

La poesía que no nos da el nombre exacto de las cosas no es poesía, y esto es el “principio de lo terrible”, para los malos versificadores, y para quienes arden en la palabra.


10. Por último, ¿qué destino desearía para sus versos? Uno solo.

Que los leyeran mis hijas, quiero decir, que lleguen a buen puerto.





RÓTULA es una revista de poesía
donde publicamos composiciones escritas tanto por autores 
con una amplia trayectoria literaria 
como por nuevas plumas de equipaje más ligero.


P O E T A S


R O T U L A R I O
(blog)

María Victoria Atencia
Andrés Neumann
José María Millares Sall
Antonio Gamoneda
José Luis Parra
Chantal Maillard
Clara Janés
Ida Vitale
Eloy Sánchez Rosillo
Julia Uceda
José Corredor-Mateos
Francisco Pino
Hugo Mugica


Editor
José Luis Trullo


Envío de originales para su consideración:
revistarotula@gmail.com


Obra original de Susana Benet